Por compras superiores a $50.000 en menaje descartable lleva gratis un paquete de pincho corazón

Higienización y limpieza de vajilla para una reapertura segura

Higenización de utensilios y vajilla

En la actualidad, el tema del saneamiento en los restaurantes se ha convertido en un foco muy relevante tanto consumidores como clientes. Pues es de suma importancia que en esta etapa de re-apertura, los establecimientos cuenten con todos los protocolos de seguridad para proteger la salud de sus empleados y comensales. Y esto incluye, por supuesto, el lavado higiénico y de calidad de toda la cubertería, vajilla y cristalería. 

En este artículo te contaremos las diferencias entre el lavado tradicional (a mano) y el lavado industrial en lavavajillas: 

Lavado a mano vs lavavajillas

En Latinoamérica aún no se ha estandarizado el uso de lavalozas industriales, y el lavado de vajillas a mano es mucho más común de lo que crees. Sin embargo, los resultados de este proceso son ineficientes e implican unos sobrecostos innecesarios, acá te contamos por qué:

  • Problemas en la higienización de la vajilla
  • Lavar a mano implica usar esponjas y claramente, estas no se mantienen limpias durante el proceso, lo que puede contribuir a la proliferación de bacterias en la vajilla y en las zonas de lavado. Además, debes cambiarlos constantemente o hacerles una esterilización al finalizar cada servicio. 

  • Alto consumo de agua
  • Lavar a mano puede necesitar entre 0,8 y 1,2 lts de agua por pieza, mientras que un lavavajillas utiliza normalmente 3 Lts por cada ciclo de lavado, logrando la limpieza de hasta 18 piezas en menos de 2 minutos. 

  • Poca productividad
  • El tiempo como bien lo sabemos es oro, y el tiempo que toman tus operarios en lavar todos los utensilios y vajilla a mano, lo pueden emplear en otros procesos de producción. Esto se traduce en un servicio más rápido y eficiente para tus clientes. 

  • Rotura de vajilla y reemplazo
  • Es muy común que en el proceso de lavado o en la forma de almacenar existan accidentes y la vajilla se agriete o se rompa continuamente, lo cual genera altos sobrecostos. Con los lavavajillas tendrás la seguridad que en el proceso de lavado ninguna pieza sufrirá gracias a que regulan la presión, temperatura, tiempo de exposición y cantidad de detergente que recibirá cada pieza.

  • Temperaturas inadecuadas
  • Un proceso de lavado a mano, usa agua para lavar la vajilla a menos de 65 °C. Esta temperatura no garantiza la eliminación completa de gérmenes. Sin embargo, elevar la temperatura dentro del fregadero puede causar daños en la piel de tus operarios, incluso quemaduras. 

    A diferencia de esto, en los lavavajillas puedes regular la temperatura con tan solo apretar un botón. 

    En Inventto Group contamos con un amplio portafolio de lavavajillas para cocinas. Somos el mejor aliado para tu cocina industrial ¡Escríbenos!

    También te puede interesar: 

    Dejar un comentario

    Nombre .
    .
    Mensaje .

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

    Servicio Técnico