Por compras superiores a $2'000.000 COP tu envío es GRATIS. APLICA: Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y Barranquilla

¿Cómo limpiar y cuidar azafates en la cocina?

El acero inoxidable es el material más utilizado en las cocinas industriales. Aunque algunos materiales se manchan con facilidad y a veces parece que, aunque se limpie muchas veces, nunca van a quedar bien.

Al igual que para el resto de los metales, hay productos específicos para la limpieza del acero, pero muchas veces lo que mejor funciona y sobre todo lo que sale más barato son los remedios caseros. Por ejemplo, el aceite de oliva puede ser un buen abrillantador para metales.

En el caso del acero será necesaria la limpieza en varias etapas, empezando por limpiador jabonoso, siguiendo por agua con bicarbonato o con paño con vinagre, y terminando con un pulverizados de agua con un poco de amoníaco y secando para abrillantar. También se puede utilizar un paño humedecido en ginebra para limpiar aceros.

Productos específicos para el acero hay varios y de todo tipo, desde productos para limpieza rápida, hasta aceites de limpieza y cuidado más delicados y también, limpiadores y abrillantadores.

A la hora de realizar la limpieza de la cocina, hay algunos trucos que nos ayudarán a que la labor sea más rápida, cómoda y sencilla. La limpieza de las bandejas del horno es una de las labores más ingratas de realizar.

Vinagre y bicarbonato

La mezcla de estos dos compuestos produce una reacción que podemos emplear para limpiar superficies. El bicarbonato es uno de los productos más utilizados para diferentes usos domésticos y personales. En este caso, el vinagre y el bicarbonato son, juntos, sumamente efectivos para limpiar las bandejas de horno rápidamente y sin mayor complicación. Para conseguir mejores resultados, se debe hacer una pasta agregando en un bol 10 cucharadas de bicarbonato, 3 de vinagre y 4 cucharadas de agua caliente. Es importante agregar el vinagre poco a poco para evitar que se produzca mucha espuma. La consistencia debe ser cremosa, de ser necesario se agregará más bicarbonato. Se coloca la pasta en el horno, muy especialmente en las bandejas y áreas en donde esté más sucio. Se deja actuar durante varias horas y luego se retira la pasta con la ayuda de una esponja y agua en spray.

Agua Caliente

Otra opción para limpiar las bandejas de horno consiste en sacar las mismas y retirar el exceso de grasa con un papel secante. Después colocar en el lavaplatos o en un recipiente grande abundante agua hirviendo con un poco de detergente, introducir la bandeja y dejarla en remojo durante una o dos horas. Transcurrido el tiempo anterior, lavar cuidadosamente con una esponja o paño y secar antes de volver a introducirla en el horno para terminar su limpieza.

Limón

El limón ayuda a la limpieza de superficies por su carácter ácido y la neutralización de olores. El limón no solo es efectivo para sacar la grasa de las bandejas, sino también para eliminar los olores que se acumulan en el horno. Para ello, agregar agua a la bandeja del horno, el zumo de un limón y la cáscara de este. Encender el horno y dejar actuar durante 20 o 30 minutos y a continuación retirar la bandeja y lavarla como de costumbre.

Vinagre

El vinagre es uno de los productos más utilizados para diferentes tareas domésticas. Se trata de un potente desinfectante que ayuda a mantener las superficies más limpias y sin grasa. Para este consejo, se debe colocar en una botella de spray tres partes de agua y una de vinagre. Esparcir el agua sobre las paredes y bandeja del horno, dejar actuar durante varios minutos y luego limpiar con la ayuda de una esponja.

Papel aluminio

Una forma práctica y rápida para mantener la bandeja de horno siempre limpia es cubriendo la misma con papel aluminio podría afectar un poco el sabor de determinados alimentos, como el tomate. Este consejo es importante cuando se van a cocinar alimentos que sueltan mucha grasa que luego es difícil de quitar.

Peróxido de hidrógeno y bicarbonato

El agua oxigenada es un potente desinfectante que podemos emplear para la limpieza del horno. Otra manera efectiva para limpiar azafates es cubriendo las mismas con una capa de bicarbonato, encima otra capa de peróxido de hidrógeno y finalmente otra capa de bicarbonato de sodio. Dejar actuar esta mezcla durante dos horas aproximadamente y luego limpiar con movimientos circulares con la ayuda de un cepillo suave o esponja. Enjuagar con agua y jabón, secar muy bien y listo.

Con estos siete trucos es muy sencillo limpiar los azafates sin que esta tarea se vuelva un auténtico dolor de cabeza. Además, en la mayoría de los casos los ingredientes a utilizar suelen encontrarse en casa, por lo que, además de sencillo es práctico y favorece la economía.

Recibe este y otros consejos de cuidado y limpieza de azafates en nuestro boletín de novedades de Inventto Group y recibe asesoría personalizada con nuestros expertos, te pondrán indicar desde las medidas de los azafates hasta los usos que pueden tener.

¡Contáctanos!

 

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Servicio Técnico


Diseño de proyectos