¿Cómo limpiar la crepera?

En esta temporada las creperas son el producto más importante en nuestras ventas online. En este blog te explicamos cómo mantenerlas en las mejores condiciones. Con el uso frecuente en las creperas, se les forma una costra sobre la placa que es debida a la cocción de la pasta, no, como se cree en muchos casos, que el metal se calcina. Se trata únicamente de una costa que se resquebraja y hay que eliminar con una espátula de metal y papel de lija, siempre de grano grueso.

En el decapado hay que realizar lo que se llama “el curado de placa” como si de una placa nueva se tratara. Lo ideal es eliminar de forma regular la costa que se forma en las placas para conservar la superficie lo más limpia y funcional posible. Para esto, lo mejor es que utilicemos una piedra abrasiva especialmente adaptada para esta operación, realizando movimientos concéntricos.

Tras este raspado, es conveniente hacer una o dos capas de curado a una temperatura de 270ºC. Si su placa ya tiene muchos años de utilización y si durante el curado observa que este se desprende de manera muy rápida, puede “chorrear” con arena la placa, lo que se suele llamar decapado a presión. Tras este proceso, hay que realizar un curado como si se tratase de una nueva placa.

Lo ideal es eliminar de forma regular la costra que se forma en las placas para conservar la superficie lo más limpia y funcional posible. Para esto, es mejor que utilicemos una piedra abrasiva especialmente adaptada para esta operación, realizando movimientos concéntricos.

Únicamente para las placas de fundición torneadas. Si las placas de su crepera son esmaltadas, no requieren de curado, con engrasar ligeramente la placa, los crepes se desprenderán fácilmente.

El proceso de curado facilita la separación de los crepes y reduce considerablemente el hervor de la pasta al entrar en contacto con la placa. Esta operación debe realizarse cuando las placas son nuevas y puede llevar entre 1 hora y una hora y media.

  • Calentar la placa y regular el termostato a 270ºC. Si la crepera no tiene termostato, enciéndela y espera a que el piloto le indique que la placa ya ha alcanzado la temperatura óptima.
  • Poner en el centro de la placa el equivalente a una cucharada de aceite. Con la ayuda de un paño de algodón (los materiales sintéticos o similares no resultan adecuados), esparcir uniformemente el aceite y dejar cocer la materia grasa durante 5 a 10 minutos para obtener una placa bruñida y perfectamente seca.
  • Repetir el paso 1 al menos 8 veces, poniendo cada vez menos aceite, pero manteniendo para cada capa el tiempo de cocción de 5 a 10 minutos.

Para el curado, utilizar únicamente aceite sin más ingredientes. Un buen curado tiene que presentar el color de una castaña (marrón oscuro) y el aspecto de un barniz.

¿Qué es el curado?

El curado es el proceso que se realiza que se realiza para que no se queden pegados los crepes.

Consiste en calentar la crepera y mantenerla a una temperatura de unos 270º más o menos durante todo el proceso.

Le pondremos una cucharada de aceite en el centro y con un paño de algodón lo esparciremos uniformemente por toda la placa, dejando cocer la materia grasa durante 5 o 10 minutos, de esta forma obtendremos una placa bruñida y perfectamente seca (los paños sintéticos o similares no son adecuados).

Deberemos repetir el proceso del aceite unas 8 veces, añadiendo cada vez menos aceite pero manteniendo el tiempo de cocción.

Limpieza de la placa de la crepera

La limpieza de la placa o la plancha tiene que ser continua, tenemos que pasar un paño o un papel para ir quitando los trozos que se pueden ir quedando, así no se engancharan los siguientes crepes, cuando ya hemos terminados y queremos limpiar, lo que nunca podemos hacer es enfriar directamente la placa con agua, debemos dejarla reposar para que se enfríe.

Para las creperas que no son profesionales, podremos utilizar productos para limpiar como si de una placa de inducción o vitrocerámica se tratara, así evitaremos que se ralle ni pierda sus facultades antiadherentes.

Para las placas más profesionales, tipo krampouz, con el tiempo se puede ir formando como una mancha en el centro, como si se fuera quemando, pero no se está quemando, son las materias grasas que se van pegando al curado que llevan y cada vez se va a ir volviendo más grueso, perjudicando así la elaboración de los crepes, por ello deberá decaparlo con regularidad, utilizando unas piedras abrasivas especiales para ese uso, y con movimientos concéntricos.

Una vez realizado el raspado con la piedra, lo conveniente es hacer una o dos capas de curado a 270º, si al hacer el curado ves que se desprende de manera muy rápida, con arena en la placa, esto le suelen hacer las placas ya viejas, deberás hacer un curado como si de una placa nueva se tratara.

En Inventto Group ponemos a tu disposición nuestras creperas sencilla y doble industriales.Te invitamos a revisar el catálogo para que revisar mayor información al respecto. Si tienes alguna duda o deseas recibir asesoría, contáctanos, con gusto te atenderemos.

No olvides que también puedes contactarnos para que te brindemos apoyo en soporte técnico en tu herramienta estrella en la cocina.

¡Contáctanos!

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Servicio Técnico


Diseño de proyectos